Arte para disfrutar en Valencia



La entrada a la antigua ciudad está enmarcada por las Torres de Serranos, que desde el s. XIV resguardan la ciudad amurallada. Y es que originalmente cuando fueron construidas por el maestro Pere Balaguer, inspirado por otros marcos de entrada como los góticos de Cataluña. Estás Torres monumentales que nacieron para defender a la ciudad de cualquier invasor, se fueron transformando con el paso del tiempo y sirvieron para distintos usos. Gracias a la imponente escalinata, ahí mismo se podías celebrar fiestas de bienvenida a personajes ilustres que visitaban a Valencia. Después en el s. XVI se convirtió en una prisión para los nobles, hasta que en 1887 se trasladó esta prisión al Convento de San Agustín.

Un dato de mayor importancia es como se convirtió en depósito de gran parte de la obra del Museo del Prado, durante la guerra Civil Española, siendo toda esta obra artística protegida en el subsuelo de las torres para asegurarse la supervivencia de la misma en caso de bombardeo. Estás torres sobrevivieron a muchos cambios y deterioros y han sido restauradas en distintas ocasiones, actualmente son utilizadas como museo y como sede de distintos eventos que se dan en Valencia. Una entrada se podría decir triunfal.

Vía: Ayuntamiento de Valencia


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado