Arte para disfrutar en Valencia


La entrada a la antigua ciudad está enmarcada por las Torres de Serranos, que desde el s. XIV resguardan la ciudad amurallada. Y es que originalmente cuando fueron construidas por el maestro Pere Balaguer, inspirado por otros marcos de entrada como los góticos de Cataluña. Estás Torres monumentales que nacieron para defender a la ciudad de cualquier invasor, se fueron transformando con el paso del tiempo y sirvieron para distintos usos. Gracias a la imponente escalinata, ahí mismo se podías celebrar fiestas de bienvenida a personajes ilustres que visitaban a Valencia. Después en el s. XVI se convirtió en una prisión para los nobles, hasta que en 1887 se trasladó esta prisión al Convento de San Agustín.

Un dato de mayor importancia es como se convirtió en depósito de gran parte de la obra del Museo del Prado, durante la guerra Civil Española, siendo toda esta obra artística protegida en el subsuelo de las torres para asegurarse la supervivencia de la misma en caso de bombardeo. Estás torres sobrevivieron a muchos cambios y deterioros y han sido restauradas en distintas ocasiones, actualmente son utilizadas como museo y como sede de distintos eventos que se dan en Valencia. Una entrada se podría decir triunfal.

Vía: Ayuntamiento de Valencia

Puente de los Serranos en Valencia

Los detalles históricos pueblan la ciudad de Valencia, algunos son más conocidos y fáciles de identificar, pero todos esconden pequeños retazos de la historia de una de las localidades más importantes de España, como el Puente de Serranos y su legendaria apariencia amurallada.

El puente se encuentra en los Jardines de Turia y forma parte de un grupo específico de puentes de arquitectura ojival, con varios arcos. En épocas de la dominación musulmana era conocido como Al-Qantara, cuya traducción literal es ‘El Puente’.

Cuando los cristianos reconquistaron el territorio el puente fue bautizado como ‘Puente de Roteros‘ o Serranos. Junto a las Torres de Serranos, el nombre deviene de la gran afluencia de habitantes de la localidad de La Serranía, llamados comúnmente serranos.

El puente actual fue construido en el año 1517, pero existen rastros que hablan de uno aún más antiguo, destruido en una ríada. La construcción fue dirigida por Juan Bautista Corbera y consta de nueve arcos en cuyas barbanacas había estatuas de San Pedro Nolasco, San Pedro Pascual y Nuestra Señora de la Merced, entre otros.

Durante la guerra de la Independencia, en el año 1809, los defensores de la ciudad de Valencia arrojaron las estatuas al río Turia y allí descansan sus restos destruidos.

Vía: lasprovincias

El teatro romano en Sagunto

El teatro romano en la ciudad valenciana de Sagunto es una de las demostraciones más imponentes de la presencia romana en territorio español. Uno de los legados arqueológicos más importantes de Valencia que supo servir como cuna a fenicios, griegos, romanos y cartagineses, y gracias a construcciones que han quedado en pie, o excavaciones en busca de pistas, la historia sigue develando episodios de su devenir.

El Teatro de Sagunto fue declarado Monumento Nacional en 1896 y su construcción data del siglo I. La parte inferior de las gradas, construidas sobre la ladera, se excavo de tal forma que aumento en casi 8000 espectadores la capacidad de este escenario donde se representaban obras clásicas de la tragedia.

Para visitarlo es necesario reservar uno de los paquetes, así que cuando llegues al hotel donde te hospedes en Sagunto averigua sobre la forma más conveniente de reservar un lugar ya que es una de las excursiones más solicitadas de la ciudad.

Un factor polémico es que se realizaron ciertas modificaciones y restauraciones al edificio para poder llevar adelante representaciones en la actualidad. Esta manipulación no fue muy bien recibida y ahora se habla de destruir los nuevos trabajos para devolver al teatro Sagunto a su estilo original.

Vía: saguntum

Museo de la Prehistoria en Valencia

De paseo por Valencia no podemos dejar de visitar el famoso Museo de la Prehistoria, ideal para los amantes de la historia y para aquellos que quieran conocer a los primeros habitantes, animales y humanos, de la región.

Está emplazado en la antigua Casa de la Beneficencia desde 1982 y también se refieren a él con este nombre. En su interior funciona el Servicio de Investigación Prehistórica, formado por profesionales de la historia, arqueología y otras ciencias llamadas a determinar la edad y otros aspectos de distintos huesos, objetos y elementos encontrados en excavaciones a lo largo de la región.

En la planta baja se llevan a cabo exposiciones temporales de objetos y esqueletos determinados, mientras que en la zona superior encontramos diecinueve salas dedicadas íntegramente a la historia de la región valenciana, desde las épocas prehistóricas hasta las romanas y contemporáneas.

Entre las obras más importantes que podemos observar, y llevará tiempo hacerlo completo, cabe citar el ‘Apolo de Pinedo‘ una estatua de bronce encontrada en 1963 en la playa de Pinedo, copia de la estatua imperial Apolo Delphinios.

También hay una pequeña figura de hierro llamada Guerrer de Moixent que representa a un guerrero íbero montando a caballo y con un casco adornado con un penacho. Formaba parte de un ajuar de la localidad de Bastida de les Alcusses en Moixent.

La entrada es gratuita y se trata de uno de los museos más importantes de Valencia, un verdadero lujo para los amantes del arte y la historia.

Vía: museoprehistoria