La Caredral de Santa María de Valencia


La Catedral de Santa María de Valencia, conocida comúnmente como la Seu. Construida sobre la antigua mezquita de Balansiya, y esta mezquita anteriormente había sido construida sobre la antigua catedral del s. V de los visigodos. La actual catedral es de una arquitectura majestuosa, en un estilo gótico mediterráneo, tan característico de esta zona de España.

Uno de los anexos más famosos de la Catedral de Valencia es la Torre de Miguelete. Que se ve desde la Plaza de la Virgen, ya que está al lado de la puerta principal de la catedral, esta torre de Micalet (o Miguelete). Este es el monumento que puede ser el más alegórico y representativo de los valencianos. Comenzaron su construcción desde el s. XIV con distintas fases de construcción.

Es una torre que es el campanario tiene una gran altura y está dividido en cuatro cuerpos. Solo el superior es el que está decorado, y se puede subir hasta la cima, por la angosta escalera de caracol que es la suma de doscientos siete escalones de piedra. Si uno llega ahí puede estar seguro que con un día despejado podrá tener unas vistas inolvidables, que llegan a la lejanía de Valencia.

Vía: Catedral de Valencia

Valencia: arquitectura para disfrutar


Es una ciudad que combina lo antiguo con la modernidad y todos los servicios del mundo contemporáneo. Un lugar que uno puede recorrer disfrutando de la arquitectura medieval, aunque también se encuentran vestigios de la fundación de la ciudad por los romanos que datan del s. IV y III a. C, por eso es que la ciudad originalmente estaba construida por los romanos al lado del río Turia y a 4 kilómetros del mar después se pueden encontrar todos los vestigios arquitectónicos y culturales, de los pueblos germánicos, visigodos, árabes, cristianos, entre otros.

Así nos vamos recorriendo las calles como la historia y nos encontramos con obras monumentales de la arquitectura moderna y contemporánea. Edificios verdaderamente grandes tanto en belleza como en tamaño que dan un gran servicio al pueblo, tanto como museos, acuarios, teatros para diversos espectáculos y demás. Es ahí que puede adquirir otra dimensión el arte de vacacionar, ya que podemos tener las bondades de una ciudad moderna, la magia y la belleza de una ciudad histórica como sucede en muchas ciudades de Europa, y la ventaja de tener playas en plena urbe, como la más famosa de ellas que es la Malvarrosa, o la playa Alboraya y la Patacona.

Vía: Ayuntamiento de Valencia

La Lonja de Seda

Los edifcios de la ciudad de Valencia poseen una riqueza cultural y una belleza que son únicas en todo el mundo. En esta ciudad del mediterráneo español, conviven una larga tradición histórica, que puede remontarse hasta la época del Imperio Romano, con la modernidad del siglo XX y del XXI, fruto de su éxito comercial y de su importancia en la economía actual. La ubiación estratégica de la ciudad, la convirtió, a lo largo del tiempo, en una de las más importantes de esa región española.

El centro histórico de Valencia es famoso en todo el mundo. Por sus calles pueden admirarse edificios de todas las épocas, de la edad media y del renacimiento, así como del barroco y del neoclásico. Dentro del estilo gótico civil se destaca la Lonja de la Seda, un edificio construido entre los siglos XV y XVI, y muy vinculado con la pujanza comercial de la ciudad durante la época de los viajes de descubrimiento, cuando América apareció en el horizonte europeo. El nombre del edificio se debe a que la seda, era, en aquellos tiempos, la principal fuente de riqueza de la industria valenciana.

El edifcio fue declarado monumento histórico y patrimonio de la humanidad hacia finales del siglo XX y es uno de los más emblemáticos de Valencia, así como uno de los más visitados, tanto por los turistas como por los propios ciudadanos valencianos que ven reflejado allí, algo del orgullo de la ciudad.

Vía: Spain

Parques y atracciones para los más chicos


Esta ciudad ofrece numerosas posibilidades que se hacen a medida de los niños. A lo largo y ancho de toda la ciudad hay numerosos parques y jardines para mejorar el paisaje urbano y ofrecen un entorno para la recreación.

Se les garantiza la diversión a los visitantes más jóvenes. El Parque Gulliver, es un complejo de juegos para niños. Con el maravilloso gigante, tirado en el suelo, y por supuesto un bellísimo modelo de la ciudad en miniatura que está rodeado por un campo de mini golf. Un ajedrez gigante, rampas de patinaje y un sinfín de juegos para disfrutar a lo largo de estos jardines en el corazón de la ciudad.

Otras zonas verdes destacadas para visitar son el Jardín Botánico, considerado uno de los jardines mejor provistos y más interesantes de botánica en Europa. Los jardines de Monforte, de estilo neoclásico, o el amplio jardín del Turia. Amantes de los animales definitivamente deben visitar Bioparc, una de las nuevas generaciones de los parques zoológicos basados ​​en el concepto de zoo-inmersión, donde los visitantes se sumergen en los hábitats salvajes, y todas las barras que separan a los animales de los seres humanos están completamente ocultas.

Vía: Bioparc Valencia

La Costa Blanca

Muy cerca de la ciudad de Valencia, en el litoral marítimo de la provincia de Alicante, en la comunidad valenciana, se encuentra la llamada Costa Blanca. Más de 200 kilómetros de playa, montaña y mar, invitan al turista a visitar estos maravillosos balnearios y disfrutar tanto del sol como del famoso mar Mediterráneo.

La Costa Blanca posee importantes ciudades como Calpe, Javea, Benidorm o la mismísima Alicante, jalonada a su vez de pintorescos y hermosos pueblos de pescadores, que conservan aún las milenarias tradiciones de pesca de la región.

En sus playas es posible practicar todo tipo de deportes acuáticos, ya que sus múltiples playas ofrecen toda clase de variantes, y donde cada una es digna de visitarse. La gastronomía de la región es famosa en el mundo entero y es otro de los atractivos para los viajeros. Los frutos del mar, los oluvos y las almendras son de los ongredientes más clásicos y que permiten componer tanto platos como postres que asombran a los paladares más exigentes.

El puerto de Alicante, es uno de los más famosos de Europa y uno de los destinos obligados de quienes vacacionan en la Costa Blanca. Arriba del puerto se encuentra el monte Benacantil, que da su clásica postal a esta ciudad española.

Vía: ComunitatValenciana

Valencia, ciudad de ensueño

Valencia es la capital de la comunidad autónoma del mismo nombre. Fundada como colonia del Imperio Romano hace más de 2000 años, la ciudad concentra en sus calles y edificios prácticamente toda la historia española. La ciudad se levanta a orillas del río Turia, a 4 kilómetros aproximadamente del mar Mediterráneo y es una de los destinos obligados de quienes visitan el Reino de España.

A sus bellezas naturales, que incluyen su playas cercanas y también la Albúfera de Valencia, se suman sus riquezas culturales con su patrimonio arqueólogico e histórico y sus manifestaciones artísticas encarnadas en las famosas Fallas Valencianas, que son unas fiestas famosas en todo el mundo.

Uno de los atractivos más señalados por los turistas que la visitan, es la excelente gastronomía que se disfruta en la ciudad. El plato más conocido en el mundo de esta región es sin lugar a dudas, la paella, que tiene una base de arroz y que se complementa con los productos de la zona, como pollo, conejo, pato, verduras frescas y el detalle distintivo de los frutos del mar, como marsicos, caracolas y otros alimentos marinos.

También son muy famosos los postres, los pasteles y los dulces. Aquí destacan los pasteles de boniato, las peladillas y el panquemado; casi todos ellos llevan como ingredientes azúcar, almendras y miel, siendo manjares imperdibles que ameritan degustaciones.

Vía: Red2000

Los Jardines y el Palacete de Monforte

Los jardines, palacios y monumentos de Valencia son una verdadera obra de arte arquitectónico, combinando rincones naturales, edificios históricos y rutas de lujo.

La ruta de paseo por La Alameda es ideal para ver esculturas, paisajes y otras joyas, y allí veremos también el Palacete y los Jardines de Monforte.

Ubicado en la Plaza de la Legión Española, está dividido en dos partes, una de corte romántico y otra con elementos neoclásico. Mucho del diseño de los Jardines de Monforte están relacionados con otros jardines alrededor de Europa, inspirando a los botánicos que diseñaron en su totalidad los rincones de Monforte.

El Pabellón de Recreo es la zona inicial del palacio. Actualmente es utilizado para celebrar bodas civiles y muchas parejas eligen también los exteriores para realizar fotografías.

Yendo hacia el interior del palacio encontraremos colinas artificiales, pozos, pinos y plantas acuáticas. Monforte es un paraje ideal que combina naturaleza y arquitectura. La calidad y belleza de sus parajes, la terraza es una excelente zona para descansar y mirar el paisaje, también hay bancos y árboles de gran belleza.

Un parque que no debe faltar en una ruta de paseo por Valencia. Monforte es una maravilla del ocio y el descanso al aire libre.

Vía: Valencia

Barrio El Carmen y alrededores

El barrio El Carmen es uno de los más visitados dentro del casco histórico de la ciudad de Valencia, al punto que cientos de turistas recorren diariamente sus calles y alrededores. Al recorrer una zona tan antigua e importante es muy normal perder de vista algunos detalles, por eso hoy realizamos un itinerario breve pero muy completo sobre los mejores lugares para visitar en la zona de las Torres de Serranos y aledaños.

Los Jardines de Turia son una de las zonas naturales más bellas, y desde allí podemos empezar tomando como referencia las imponentes Torres de Serranos. Aquí se encuentra la puerta de estilo gótico más grande del continente europeo, y su estado de conservación es casi perfecto.

Para entrar y visitar las Torres hay que ir de martes a sábado en el horario de 16:30 a 20:30. Los días domingo y festivos el horario cambia de 10:00 a 15:00.

Allí cerca se encuentra el Museo del Corpus donde se guardan los carruajes, trajes y otros elementos relacionados con los festejos de la procesión del Corpus, también debemos ver las Alameditas de Serranos, el jardín enfrentado a las torres. Y finalmente terminamos en el Puente de Serranos, construido nuevamente sobre los cimientos del original que se cayó en el siglo XVI, otra maravilla del estilo arquitectónico gótico.

Vía: barriodelcarmen

Plaza de la Reina en Valencia

La Plaza de la Reina en Valencia es uno de los puntos más visitados del casco histórico. Una de las razones principales es que este parque natural se encuentra cerca de las dos principales estaciones de tren de Valencia: Joaquín Sorolla y la estación Nord.

Muchas veces en un recorrido turístico por Valencia pasamos frente a la Plaza de la Reina y no nos detenemos a dedicarle el tiempo necesario a una atracción repleta de detalles e historia, la belleza interna de la ciudad reflejada en cada rincón, material y figura que adorna los suelos, paredes y zonas de este parque.

A uno de los lados de la plaza encontramos la Catedral de Valencia, desde ese extremo se puede ver además la famosa torre de El Micalet, pero también estamos cerca de la Plaza de Santa Catalina, una gran variedad de restaurantes, bares y hoteles que permiten disfrutar del mejor turismo en Valencia y con un gasto de tiempo muy bajo.

Lo mejor de la Plaza de la Reina es que la vegetación que le da color se transforma en un verdadero atractivo para los amantes de los paseos en el interior de la ciudad. Valencia es una ciudad repleta de paseos interesantes que no deben faltar para descansar y relajarse mientras conocemos uno de los puntos más importantes de España.

Vía: Web-Valencia

Parques y plazas de Valencia

Las hermosas calles de Valencia están repletas de secretos, parques increíbles y hermosas plazas que invitan a los viajeros a recorrer y conocer entre la naturaleza y las fuentes construidas para decorar las principales rutas de paseo en la ciudad.

Uno de los jardines más importantes es Jardín de Ayora, quizás un poco más pequeños que otros reconocidos pero con un ambiente acogedor y misterioso. En el centro hay un castillo que resguarda la tranquilidad aún en el centro de la urbe.

Un paseo por el Jardín de Ayora permite ver decenas de jóvenes y adultos que se acercan a leer los días soleados entre la tranquilidad de la plaza. Hay bancos, fuentes y senderos marcados para pasear entre estatuas, árboles y hermosas flores.

El parque de Ayora se encuentra en la calle Santos Justo y Pastor nº 98. Desde el 20 de marzo hasta el 20 de septiembre se puede visitar de 9 a 21 y entre el 21 de septiembre y el 20 de marzo abre de 9 a 18.

Otro hermoso paseo por parques naturales es el Jardín Botánico. Allí hay una gran variedad de plantas y árboles, es una zona más llamativa para pasear pero con menos instalaciones para descansarse.

Vía: jardibotanic