Casa del Punt de Gantxo

Casa-del-Punt-de-Gantxo

Valencia es una comunidad muy conocida por su riqueza en materia de edificios históricos, hermosas construcciones que invitan a conocer parte de la historia y del estilo arquitectónico que han terminado de definir una de las ciudades más importantes de España.

Entre esta selección de edificios encontramos la Casa del Punt de Gantxo, cuya fachada llama la atención no solo de turistas sino también de los ciudadanos valencianos que pasan frente a ella.

La Casa del Punt de Gantxo fue diseñada por el arquitecto Manuel Peris Ferrando en 1906. En la planta baja funciona la Capilla de San Valero, una construcción pequeña de principios del siglo XVIII. Arriba de la capilla hay otro cuatro pisos perfectamente alineados que son la parte más moderna de la construcción.

Antes de la construcción de la capilla en el sitio donde hoy se encuentra la Casa del Punt de Gantxo funcionaba la cárcel donde fue encerrado el obispo Valero antes de ser desterrado. Por eso se eligió esta zona como lugar para una capilla en su nombre. El edificio es imponente y muy curioso, tiene un diseño que llama la atención en la distancia y que invita a detenerse y recorrer con la mirada para dejarse llevar a un tiempo de construcciones mucho más osadas y llamativas.

Vía: Valencia-CityGuide

Palacio del Marqués de Dos Aguas en Valencia

Hay mucho por ver y disfrutar en una estancia corta o larga de vacaciones en Valencia. Muchos de sus mejores atractivos son precisamente su gastronomía y historia, la misma se vive a cada paso por su centro histórico y otros destinos de la ciudad española, en donde podemos admirar entre otros, el palacio de los Marqueses de Dos Aguas en la calle Rinconada Federico García Sanchiz encantador palacete rococó.

A simple vista es un deleite admirar este Palacio del Marqués de Dos Aguas en Valencia, que parece evocar el pasado esplendoroso ede la ciudad. En aquellos primeros años del nuevo Palacio, el mismo contaba con una gran cantidad de detalles maravillosos en su fachada y su interior, pero fue remodelado en 1867 cuando hubo que retirarse algunas de sus pinturas debido al deterioro.

Continúa leyendo Palacio del Marqués de Dos Aguas en Valencia

La Iglesia de Santa Catalina en Valencia

Uno de los sitios que no podemos perdernos en la polifacética ciudad de Valencia es la fastuosa iglesia de Santa Catalina, esta es una iglesia que fue construida en el s. XIII, ubicada en plena Plaza Lope de Vega, que ya es en sí misma un homenaje al legendario escritor del siglo de Oro de la literatura.

Ubicada en el antiguo Barrio del Carmen, que es un verdadero laberinto que oculta misteriosamente la belleza de la Iglesia gótica de Santa Catalina, para poder apreciar su presencia solamente desde la Plaza Lope de Vega, como desde la callecita llamada de la Tapicería. La Iglesia está compuesta por una sola nave, aunque por la manera en que está dispuesta la girola que rodea el hermoso altar da la sensación de encontrarse en una iglesia de tres naves.

Es un verdadero placer el encontrarse en medio de ese monumento y admirarse de la maravilla arquitectónica que compone el techo abovedado cruzado por bigas que le dan peso y mucha grandeza al recinto. El origen de esta iglesia tiene que ver con la construcción de varias parroquias que ayudarían a descentralizar la feligresía y repartirla en los distintos barrios de la ciudad. Ha tenido diversas reconstrucciones, la última tiene que ver con un incendio durante la Guerra Civil.

Vía: jdiezarnal

Los poblados del oeste


Este nombre es el que define a uno de los distritos de la ciudad de Valencia y que está compuesto por dos barrios, el de Benimámet y el de Beniferri. Es un distrito rural que cuenta con una cierta autonomía; que se expresa, entre otras cosas, en la elección de un alcalde.

Benimánet es el barrio cuyo nombre proviene del idioma árabe, que al parecer significa “hijos de Mujhammad” y que remite al pasado español, fundamentalmente a la conquista mora que duró ocho siglos. Si bien se supone que el origen del poblado se remonta a la época romana, no hay grandes vestigios de esa civilización, aunque si se han recuperado muchos objetos claramente imperiales. Desde tiempos inmemoriales la principal actividad económica era la agricultura; en la actualidad el barrio es más bien una “ciudad dormitorio”, es decir de gente que trabaja en Valencia y tiene su residencia en el barrio.

Beniferri es un barrio pintoresco, cuyo casco histórico permanece prácticamente intacto desde el siglo XVII y es uno de los atractivos que tienen los turistas y visitantes para llegar hasta aquí. Entre los monumentos se destacan la Iglesia de Santiago Apostol, restaurado a comienzos del siglo XIX, la Fuente de Piedra y la Cruz Abierta.

Vía: Portal de turismo de la Ciudad de Valencia

La Fuente de Turia


A pocos metros de la Catedral o de la Seu, como se le dice popularmente en la ciudad; en la bellísima la Plaza de la Virgen, podemos llegar y sentarnos y disfrutar de la tarde valenciana, mientras la Fuente de Turia nos acompaña con la presencia de las ocho figuras de mujeres, todas ellas campesinas valencianas de bronce,que están ahpí en representación alegórica de las ocho acequias que vienen del Río Turia y que proporcionan el agua a la sembrado de Valencia. Y es por eso que en esa misma Plaza casi haciendo esquina con Migueles, podemos llegar a la Casa Vestuario, que es un edificio hermosos que bien vale la pena visitarlo sólo por eso, sin contar que es el sitio en dónde se ha reunido el Tribunal de las Aguas, desde el año 960 del tiempo presente.

Y tal vez por su antigüedad y la importancia que juega este tribunal es que ha sido nombrado como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde el 2009, ya que gracias a la existencia de éste, es que la convivencia y la repartición equitativa del agua hace de la Vega Valenciana y andaluza un lugar prospero. Un sitio muy bello e imperdible.

Vía: Web turística Oficial de Valencia

La Lonja de Seda

Los edifcios de la ciudad de Valencia poseen una riqueza cultural y una belleza que son únicas en todo el mundo. En esta ciudad del mediterráneo español, conviven una larga tradición histórica, que puede remontarse hasta la época del Imperio Romano, con la modernidad del siglo XX y del XXI, fruto de su éxito comercial y de su importancia en la economía actual. La ubiación estratégica de la ciudad, la convirtió, a lo largo del tiempo, en una de las más importantes de esa región española.

El centro histórico de Valencia es famoso en todo el mundo. Por sus calles pueden admirarse edificios de todas las épocas, de la edad media y del renacimiento, así como del barroco y del neoclásico. Dentro del estilo gótico civil se destaca la Lonja de la Seda, un edificio construido entre los siglos XV y XVI, y muy vinculado con la pujanza comercial de la ciudad durante la época de los viajes de descubrimiento, cuando América apareció en el horizonte europeo. El nombre del edificio se debe a que la seda, era, en aquellos tiempos, la principal fuente de riqueza de la industria valenciana.

El edifcio fue declarado monumento histórico y patrimonio de la humanidad hacia finales del siglo XX y es uno de los más emblemáticos de Valencia, así como uno de los más visitados, tanto por los turistas como por los propios ciudadanos valencianos que ven reflejado allí, algo del orgullo de la ciudad.

Vía: Spain

Los Jardines y el Palacete de Monforte

Los jardines, palacios y monumentos de Valencia son una verdadera obra de arte arquitectónico, combinando rincones naturales, edificios históricos y rutas de lujo.

La ruta de paseo por La Alameda es ideal para ver esculturas, paisajes y otras joyas, y allí veremos también el Palacete y los Jardines de Monforte.

Ubicado en la Plaza de la Legión Española, está dividido en dos partes, una de corte romántico y otra con elementos neoclásico. Mucho del diseño de los Jardines de Monforte están relacionados con otros jardines alrededor de Europa, inspirando a los botánicos que diseñaron en su totalidad los rincones de Monforte.

El Pabellón de Recreo es la zona inicial del palacio. Actualmente es utilizado para celebrar bodas civiles y muchas parejas eligen también los exteriores para realizar fotografías.

Yendo hacia el interior del palacio encontraremos colinas artificiales, pozos, pinos y plantas acuáticas. Monforte es un paraje ideal que combina naturaleza y arquitectura. La calidad y belleza de sus parajes, la terraza es una excelente zona para descansar y mirar el paisaje, también hay bancos y árboles de gran belleza.

Un parque que no debe faltar en una ruta de paseo por Valencia. Monforte es una maravilla del ocio y el descanso al aire libre.

Vía: Valencia

Barrio El Carmen y alrededores

El barrio El Carmen es uno de los más visitados dentro del casco histórico de la ciudad de Valencia, al punto que cientos de turistas recorren diariamente sus calles y alrededores. Al recorrer una zona tan antigua e importante es muy normal perder de vista algunos detalles, por eso hoy realizamos un itinerario breve pero muy completo sobre los mejores lugares para visitar en la zona de las Torres de Serranos y aledaños.

Los Jardines de Turia son una de las zonas naturales más bellas, y desde allí podemos empezar tomando como referencia las imponentes Torres de Serranos. Aquí se encuentra la puerta de estilo gótico más grande del continente europeo, y su estado de conservación es casi perfecto.

Para entrar y visitar las Torres hay que ir de martes a sábado en el horario de 16:30 a 20:30. Los días domingo y festivos el horario cambia de 10:00 a 15:00.

Allí cerca se encuentra el Museo del Corpus donde se guardan los carruajes, trajes y otros elementos relacionados con los festejos de la procesión del Corpus, también debemos ver las Alameditas de Serranos, el jardín enfrentado a las torres. Y finalmente terminamos en el Puente de Serranos, construido nuevamente sobre los cimientos del original que se cayó en el siglo XVI, otra maravilla del estilo arquitectónico gótico.

Vía: barriodelcarmen

La ciudad desde lo alto de El Micalet

En el centro de la ciudad de Valencia encontramos un edificio simbólico, El Micalet, y la estupenda posibilidad de subir hasta la parte más alta y obtener una excelente vista panorámica de la ciudad y alrededores.

También conocida como ‘el Miguelete’, la construcción es el monumento más alto de Valencia. Empezó a construirse en el año 1381 y recién a mediados del siglo XV fue concluida, más precisamente en el año 1425.

Diferentes arquitectos dejaron su sello en el proyecto de El Micalet, como el reconocido André Juliá (1381-1396), luego José Franch y finalmente Pedro Balaguer que fue quién la terminó.

La idea original era terminar la torre de El Micalet con forma de aguja, pero para las fechas en que se terminó el estilo gótico era predominante y se puede percibir en todos los tramos más altos de la construcción. La torre de El Micalet tiene forma octagonal y es la torre del reloj de la Catedral de Valencia.

El acceso se hace a través del templo y siguiendo por una puerta que abre paso a un recorrido de arcos y un pasillo abovedado. El ascenso hasta la parte más alta se hace a través de una escalera caracol bastante estrecha y con 207 escalones.

Una experiencia no apta para claustrofóbicos pero hermosa, ya que desde lo alto se pueden ver increíbles imágenes de la ciudad.

Vía: jdiezarnal

Paseo por la Real Basílica de NUestra Señora de los Desamparados

Una ciudad tan importante para la sociedad española como lo es Valencia no puede estar exenta de construcciones increíbles y de renombre, desde templos hasta estructuras de ingeniería y edificios públicos, hoy en nuestro paseo por la ciudad de Valencia nos detenemos en la Real Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados.

Declarada Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981, se ha convertido en uno de los edificios más visitados por los turistas que recorren esta maravillosa localidad que desde tiempos medievales tiene una fuerte presencia en el imaginario español.

La basílica empezó a construirse en 1652 a raíz del incremento de los fieles, y por esa razón la Virgen de los Desamparados tiene un fuerte significado para los valencianos, tanto que es patrona de la ciudad.

La imagen de Nuestra Señora de los Desamparados está ligada a la fundación del Hospital de Santa María de los Inocentes en 1409 y la posterior cofradía que empezaría a trabajar cinco años más tarde.

La construcción de la basílica fue entonces una respuesta al fuerte crecimiento de la cofradía y la figura de Nuestra Señora entre los ciudadanos valencianos.

Vía: basilicadesamparados