Arte para disfrutar en Valencia


La entrada a la antigua ciudad está enmarcada por las Torres de Serranos, que desde el s. XIV resguardan la ciudad amurallada. Y es que originalmente cuando fueron construidas por el maestro Pere Balaguer, inspirado por otros marcos de entrada como los góticos de Cataluña. Estás Torres monumentales que nacieron para defender a la ciudad de cualquier invasor, se fueron transformando con el paso del tiempo y sirvieron para distintos usos. Gracias a la imponente escalinata, ahí mismo se podías celebrar fiestas de bienvenida a personajes ilustres que visitaban a Valencia. Después en el s. XVI se convirtió en una prisión para los nobles, hasta que en 1887 se trasladó esta prisión al Convento de San Agustín.

Un dato de mayor importancia es como se convirtió en depósito de gran parte de la obra del Museo del Prado, durante la guerra Civil Española, siendo toda esta obra artística protegida en el subsuelo de las torres para asegurarse la supervivencia de la misma en caso de bombardeo. Estás torres sobrevivieron a muchos cambios y deterioros y han sido restauradas en distintas ocasiones, actualmente son utilizadas como museo y como sede de distintos eventos que se dan en Valencia. Una entrada se podría decir triunfal.

Vía: Ayuntamiento de Valencia

Valencia: arquitectura para disfrutar


Es una ciudad que combina lo antiguo con la modernidad y todos los servicios del mundo contemporáneo. Un lugar que uno puede recorrer disfrutando de la arquitectura medieval, aunque también se encuentran vestigios de la fundación de la ciudad por los romanos que datan del s. IV y III a. C, por eso es que la ciudad originalmente estaba construida por los romanos al lado del río Turia y a 4 kilómetros del mar después se pueden encontrar todos los vestigios arquitectónicos y culturales, de los pueblos germánicos, visigodos, árabes, cristianos, entre otros.

Así nos vamos recorriendo las calles como la historia y nos encontramos con obras monumentales de la arquitectura moderna y contemporánea. Edificios verdaderamente grandes tanto en belleza como en tamaño que dan un gran servicio al pueblo, tanto como museos, acuarios, teatros para diversos espectáculos y demás. Es ahí que puede adquirir otra dimensión el arte de vacacionar, ya que podemos tener las bondades de una ciudad moderna, la magia y la belleza de una ciudad histórica como sucede en muchas ciudades de Europa, y la ventaja de tener playas en plena urbe, como la más famosa de ellas que es la Malvarrosa, o la playa Alboraya y la Patacona.

Vía: Ayuntamiento de Valencia

Valencia, la Ciudad de las Artes


No sólo es que Valencia en sí misma es una ciudad que alberga a las Artes y a la Ciencia. También es que inauguró un complejo dedicado en su totalidad a ellas. El nombre es La Ciudad de las Artes. Uno de estos espacios es la sala de proyecciones más grande de España y responde al nombre de Hemisfèric, este fue inaugurado en 1998 y posee una pantalla IMAX Dome, y otras pantallas rectangulares de gran formato, para proyecciones astronómicas y 3-D, y espectáculos de entretenimiento multimedia.

Después encontramos al Museo de las Ciencias Príncipe Felipe. Es un espacio que acerca a la ciencia con exposiciones interactivas y muy interesantes para todo público. Por ejemplo está la exposición dedicada a la física que hay en el futbol con el Valencia CF como protagonista. Después está la exposición del Teatro de la electricidad, una estructura muy espectacular, entre muchas otras muestras divertidas e interesantes. Luego podemos visitar el Oceanogràfic un acuario verdaderamente impresionante. Después está el Palu de les Arts Reina Sofía, del arquitecto Calatrava. El Umbracle es un paseo de 17, 500 metros cuadrados, donde también hay exposiciones y se puede admirar todo el complejo. Por último está el escenario Ágora.

Vía: Ciudad de las Artes y las Ciencias

La Playa Malvarrosa, en Valencia


Una playa que es imposible dejar de nombrar si se habla de Valencia. Claro que esto se debe a que es imposible dejar de visitarla si se está en Valencia. En bici, a pie, en metro o en auto la playa Malvarrosa está a pocos minutos del centro Valenciano, en el barrio del mismo nombre (Malvarrosa) una vez que nos encontramos en este sitio tan popular, nos podemos dedicar a descansar en sus arenas finas y doradas y el mediterráneo. O si somos muy activos entonces podemos encontrar varias actividades y deportes acuáticos de aguas tranquilas. Practicar la natación en este mar es ideal. También se puede andar en bici, correr o pasear en patines.

Podemos estar seguros que en esta zona encontraremos cualquier cosa que nos apetezca hacer. Una buena visita es a la casa museo de Vicente Blasco Ibáñez, era su casa de veraneo, y están expuestas, cosas que tienen que ver con su obra y objetos familiares y personales. Y más tarde después de la visita cultural y los paseos marinos, más los deportes al aire libre, porque no ir a tomar un café, o una cerveza bien fría, y claro, si tenemos hambre no hay que perder la oportunidad de comer una paella.

Vía: Museo de Vicente Blasco Ibáñez

El Palau de la Música, en Valencia


En Valencia podemos encontrar en el antiguo cauce del río Turia, en el Paseo de la Alameda al 30, el edificio imponente que es el Palau de la Música, este lugar es la cede de la Orquesta de Valencia que existe desde 1943 y actualmente la dirige el Maestro Yaron Traub de Tel Aviv. El edificio es de gran importancia para la vida cultural de los valencianos en él se programan grandes eventos y conciertos. Actualmente están en cartelera la programación regular de la Orquesta, los jueves de Orquesta, el ciclo de primavera y los conciertos de orquesta de cámara en la Sala Rodrigo. Después están los otros conciertos de la Filarmónica, y de la Banda Municipal de Valencia, los conciertos que son a beneficio y muchos más que promueven la música de cámara de la ciudad.

Pero el Palau no está cerrado a otras opciones, y abre su escenario y puertas a artistas que como su programación lo dice de Otras Músicas, y en este ciclo que se programan grandes conciertos de artistas populares como Presuntos Implicados. Un lugar que sin duda alguna nos hará disfrutar de la música de cualquier género.

Vía: Palau de la Música

Valencia joven

Como en toda ciudad de importancia cultural, en Valencia hay muchos festivales, a lo largo del año, conciertos y eventos. Ofrece todo tipo de alternativas de diversión y de recreo para los jóvenes.

El gran espacio abierto del centro, se convierte en un auditorio espontáneo para conciertos, programados especialmente durante la Feria de Julio. Y es en la primavera que los caminos se llenan de carpas para los eventos culturales, la Feria de Libros y muchos más. Durante el festival de las Fallas hay un programa de actividades que están perfiladas especialmente para los jóvenes, como conciertos en la noche que tienen lugar en los Jardines de Viveros.

Además de estos eventos, las terrazas de los restaurantes se llenan durante las Fallas, pero a menudo permanecen así hasta octubre. Ya que las terrazas son tan importantes en la vida de cualquier ciudad de España. Gracias a su suave clima mediterráneo, Valencia es una ciudad donde la vida nocturna se vive al máximo. Hay muchos lugares para disfrutar del animado ambiente: desde bares, pubs y discotecas, y muchos clubes que han aparecido en el paseo marítimo y han hecho de La Playa de la Malvarrosa y el paseo marítimo una zona de ocio importante.

Vía: Feria de Julio

Valencia Club de Fútbol

Para los valencianos la pasión es una parte de su forma de vida. En cualquier cosa que emprenden dejan la marca, la huella, de la pasión valenciana. Recorriendo sus calles, admirando su arquitectura, antigua o moderna o saboreando sus comidas, la identidad cultural de este noble pueblo siempre está presente con marcas y elementos muy significativos que la hacen única en todo el mundo. Dentro de ese conjunto de pasiones que forman parte de su acervo, no puede faltar el fútbol, deporte que se arraiga con mucha fuerza en todas las culturas del mundo.

El Valencia CF o Valencia Club de Fútbol, es uno de los equipos más importantes de la liga española. Está considerado el tercero mejor del país, luego del Barcelona y del Real de Madrid y posee varios títulos tanto nacionales como internacionales. El club fue fundado a comeinzos del siglo XX y a lo largo del tiempo cosechó múltiples triunfos. Por sus filas pasaron jugadores de la talla de Mario Alberto Kempes o Pablo César Aimar.

El estadio donde hace de local es el conocido Mestalla, donde la afición pone un colorido muy particular a las tribunas. Para quienes visitan la ciudad de Valencia y gustan del fútbol, recomendamos ir a ver un partido de local del equipo Ché.

Vía: ValenciaCF

La taberna Amparín en Valencia

Valencia es la capital de la Comunidad Autónoma Valenciana; se encuentra ubicada en la provincia homónima, muy cerca del mar Mediterráneo, a orillas del río Turia. Valencia es una de las ciudades más importantes y grandes de España y posee más de 2.000 años de historia.

Fundada por los romanos en el 100 antes de Cristo, aproximadamente, la ciudad es una de las más pujantes de la región y un destino elegido por una enorme cantidad de turistas de todo el mundo, debido a su hermosa y ecléctica arquitectura, así como por la calidad y hospitalidad de los valencianos.

Una de las costumbres más interesantes de la ciudad es la de ir por los bares, comiendo y bebiendo, un poco en cada lado, en un clima de esparcimiento y cordialidad. Uno de los bares más lindos y recomendados es la Taberna Amparín, ubicada cerca del parque de la Rambleta, este lugar de tapas tiene el encanto de antaño. Atendido por sus dueños, conserva en su decoración todos los accesorios originales, creando una atmósfera que recuerda la de los años ’50.

La calidad de las tapas y de los vinos es reconocida por todos los que han pasado por esta taberna y funciona como una tentación para los nuevos visitantes.

Vía: Metroo

Paella Valenciana: delicias del mar, la montaña y la huerta


Ésta es una ciudad dónde sin lugar a dudas se puede dar el disfrute del sabor de la huerta y el mar. No se puede hablar de la comida de Valencia si hablar de la típica y conocida Paella Valenciana. La paella es el plato típico de Valencia y el más conocido en España.

Representa el triunfo de los sabores de la huerta, el mar y la montaña, se combinaron para producir un resultado excelente, que puede variar cada vez que se prepare. Hay tantos tipos de paella como cocineros. A parte de que se puede disfrutar de una manera diferente cada vez aunque sea preparado por la misma persona. Incluso si usted pasa mucho tiempo en Valencia, le podemos asegurar que siempre será diferente, cada vez que pruebe este delicioso platillo.

Un dato curioso pero no menos importante, que podemos recordar es, que el nombre de este platillo proviene del nombre de la “cazuela” en el que se cocina. La paella es un recipiente plano de acero inoxidable con dos asas a los costados y es el platillo el que toma el nombre del utensilio y no al revés, la palabra paellera no es la más propia. Provecho.

Vía: Receta de la Paella Valenciana

Parques y atracciones para los más chicos


Esta ciudad ofrece numerosas posibilidades que se hacen a medida de los niños. A lo largo y ancho de toda la ciudad hay numerosos parques y jardines para mejorar el paisaje urbano y ofrecen un entorno para la recreación.

Se les garantiza la diversión a los visitantes más jóvenes. El Parque Gulliver, es un complejo de juegos para niños. Con el maravilloso gigante, tirado en el suelo, y por supuesto un bellísimo modelo de la ciudad en miniatura que está rodeado por un campo de mini golf. Un ajedrez gigante, rampas de patinaje y un sinfín de juegos para disfrutar a lo largo de estos jardines en el corazón de la ciudad.

Otras zonas verdes destacadas para visitar son el Jardín Botánico, considerado uno de los jardines mejor provistos y más interesantes de botánica en Europa. Los jardines de Monforte, de estilo neoclásico, o el amplio jardín del Turia. Amantes de los animales definitivamente deben visitar Bioparc, una de las nuevas generaciones de los parques zoológicos basados ​​en el concepto de zoo-inmersión, donde los visitantes se sumergen en los hábitats salvajes, y todas las barras que separan a los animales de los seres humanos están completamente ocultas.

Vía: Bioparc Valencia