Valencia y sus atracciones naturales

Hay pocas albuferas en el mundo y una de ellas está ubicada en la provincia de Valencia. Es parque natural desde 1986 y se hace referencia a ella en algunos poemas de origen árabe llamándola Espejo del Sol.

La palabra albufera es de origen árabe significa marecito y hace alusión a una laguna litoral de agua dulce, que se une al mar por medio de esta fisura realizada por la fuerza del oleaje y es así que se mezcla con el agua salada conviviendo como agua salobre. Creando un ecotono que propicia un ambiente propio para fauna y flora difícil de encontrar en otros ambientes.

Está albufera está situada al sur de la ciudad de Valencia es muy fácil llegar a ella, incluso hay distintos autobuses que lo llevan a uno directamente hasta el parque natural, y se puede regresar hasta el mismo punto de la ciudad sin mayor problema.

Podemos pasear en barca y comer exquisitamente, después admirar la flora y la fauna. Especies como campanilla de mar, cañas, mansiegas, grama de duna. O animales como los peces samarugo y fartet que son endémicos de la zona. O los patos colorados o los más de 10, 000 ejemplares de cuchara común.

Vía: Albufera

Arroz, base de la gastronomía valenciana

En esta zona valenciana, es muy clásico que la base de muchos platillos sea el arroz, en diversas presentaciones. La más tradicional y conocida por todo el mundo es, la paella. De hecho esto no es casual, más bien esto es debido a la fortuna que la naturaleza brindó a esta parte de España con las condiciones naturales que los valencianos saben aprovechar de la mejor manera.

Alrededor de la albufera se encuentran los humedales, que son terrenos propicios a la inundación, y esto es un elemento fundamental para el cultivo del arroz. Es por eso que tienen un arroz con denominación de origen, el Arroz de Valencia. Y es este arroz un indispensable en tantos platillos valencianos y obviamente de la paella.

Alrededor de los arrozales se desarrollan distintas actividades algunas de manera natural y otras organizadas. Al convivir con la albufera, sitio que es protegido y de preservación de muchas especies de aves, se convierte en parte de su forma de vida. Muchas aves se mantienen gracias a los granos de arroz. Cada año se realiza el fangueo del arrozal, que es para que la gente conozca la importancia del arroz para la sobrevivencia de los pájaros y el ciclo de los campos, no sin disfrutar de la puesta de sol.

Vía: Red2000

Casa Nueva de Requena, turismo rural en Valencia

Casa Nueva de Requena es un hotel rural en Valencia que destaca por su estilo que asemeja a una residencia de los antiguos zares rusos.

Su construcción data de 1905 y el arquitecto Demetrio Ribes supo convertirla en una de las joyas del modernismo español. La familia Oria quería que el edificio fuera a la vez residencia, bodega y chacra para realizar explotaciones agrarias en los terrenos aledaños.

En la actualidad ha sido acondicionado para cumplir con los requisitos de una residencia rural ideal para aquellos que deseen unas vacaciones alejadas del ruido de la ciudad.

La Casa Nueva está en la localidad de Requena, a poco menos de 60 kilómetros de la ciudad de Valencia. Sus instalaciones cuentan con todo lo que se puede esperar en las típicas ‘chateau’ francesas. En total son 8 habitaciones dobles, 5 baños y 2 salas de aseo.

Los más pequeños pueden dormir y divertirse en la sala de juegos y con las literas, a la vez que cuentan con un baño independiente. Es una casa amplia con una cocina para 18 comensales, salón de juegos, sala de billar y entre los próximos proyectos destaca la construcción de un restaurante exclusivo.

Vía: fincacasanueva

Salto de la Novia

En el municipio de Navajas encontramos un paisaje increíble, se llama ‘El Salto de la Novia‘ y es uno de los pueblos de veraneo más importantes de los últimos dos siglos.

Ya durante el siglo XIX las familias burguesas de Valencia se acercaban a esta zona de cascadas y lagos para disfrutar los días soleados. Muestra de esa presencia tan importante son los pequeños palacios y casas lujosas que se extienden alrededor del olmo centenario del centro del pueblo.

El río principal de la región es el Palancia, que pasa a poca distancia del pueblo de Navajas. Forma hermosos saltos de agua y uno de ellos es la Cascada del Brazal. Por su trayecto angosto y repleto de paisajes naturales, la recomendación es ir a pie mientras recorremos esta zona.

Existe un área de recreación llamada Nogueral donde podemos cruzar un hermoso puente antiguo y los distintos senderos que te arriman a las fuentes de Navajas. La más conocida es la ‘Fuente del Hierro’ que cuenta con 13 caños.

Un camino de escaleras nos permite subir hasta la Cascada del Tío Juan, en todo el recorrido podremos disfrutar del sonido del agua y las maravillas de un paisaje que fusiona pasto, rocas y animales.

El nombre del Salto de la Novia se debe a una antigua ceremonia donde la novia debía saltar de una orilla a otra del río para demostrar su amor inquebrantable. Una pareja de novios intento la ceremonia pero ella no llego, fue atrapada por un remolino y cuando su novio intento salvarla ambos murieron.

Trágico y romántico a la vez, es un salto histórico en la ruta por Navajas.

Vía: lasprovincias