La Lonja de Seda


Los edifcios de la ciudad de Valencia poseen una riqueza cultural y una belleza que son únicas en todo el mundo. En esta ciudad del mediterráneo español, conviven una larga tradición histórica, que puede remontarse hasta la época del Imperio Romano, con la modernidad del siglo XX y del XXI, fruto de su éxito comercial y de su importancia en la economía actual. La ubiación estratégica de la ciudad, la convirtió, a lo largo del tiempo, en una de las más importantes de esa región española.

El centro histórico de Valencia es famoso en todo el mundo. Por sus calles pueden admirarse edificios de todas las épocas, de la edad media y del renacimiento, así como del barroco y del neoclásico. Dentro del estilo gótico civil se destaca la Lonja de la Seda, un edificio construido entre los siglos XV y XVI, y muy vinculado con la pujanza comercial de la ciudad durante la época de los viajes de descubrimiento, cuando América apareció en el horizonte europeo. El nombre del edificio se debe a que la seda, era, en aquellos tiempos, la principal fuente de riqueza de la industria valenciana.

El edifcio fue declarado monumento histórico y patrimonio de la humanidad hacia finales del siglo XX y es uno de los más emblemáticos de Valencia, así como uno de los más visitados, tanto por los turistas como por los propios ciudadanos valencianos que ven reflejado allí, algo del orgullo de la ciudad.

Vía: Spain


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado