Salto de la Novia


En el municipio de Navajas encontramos un paisaje increíble, se llama ‘El Salto de la Novia‘ y es uno de los pueblos de veraneo más importantes de los últimos dos siglos.

Ya durante el siglo XIX las familias burguesas de Valencia se acercaban a esta zona de cascadas y lagos para disfrutar los días soleados. Muestra de esa presencia tan importante son los pequeños palacios y casas lujosas que se extienden alrededor del olmo centenario del centro del pueblo.

El río principal de la región es el Palancia, que pasa a poca distancia del pueblo de Navajas. Forma hermosos saltos de agua y uno de ellos es la Cascada del Brazal. Por su trayecto angosto y repleto de paisajes naturales, la recomendación es ir a pie mientras recorremos esta zona.

Existe un área de recreación llamada Nogueral donde podemos cruzar un hermoso puente antiguo y los distintos senderos que te arriman a las fuentes de Navajas. La más conocida es la ‘Fuente del Hierro’ que cuenta con 13 caños.

Un camino de escaleras nos permite subir hasta la Cascada del Tío Juan, en todo el recorrido podremos disfrutar del sonido del agua y las maravillas de un paisaje que fusiona pasto, rocas y animales.

El nombre del Salto de la Novia se debe a una antigua ceremonia donde la novia debía saltar de una orilla a otra del río para demostrar su amor inquebrantable. Una pareja de novios intento la ceremonia pero ella no llego, fue atrapada por un remolino y cuando su novio intento salvarla ambos murieron.

Trágico y romántico a la vez, es un salto histórico en la ruta por Navajas.

Vía: lasprovincias


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado