Parques y atracciones para los más chicos


Esta ciudad ofrece numerosas posibilidades que se hacen a medida de los niños. A lo largo y ancho de toda la ciudad hay numerosos parques y jardines para mejorar el paisaje urbano y ofrecen un entorno para la recreación.

Se les garantiza la diversión a los visitantes más jóvenes. El Parque Gulliver, es un complejo de juegos para niños. Con el maravilloso gigante, tirado en el suelo, y por supuesto un bellísimo modelo de la ciudad en miniatura que está rodeado por un campo de mini golf. Un ajedrez gigante, rampas de patinaje y un sinfín de juegos para disfrutar a lo largo de estos jardines en el corazón de la ciudad.

Otras zonas verdes destacadas para visitar son el Jardín Botánico, considerado uno de los jardines mejor provistos y más interesantes de botánica en Europa. Los jardines de Monforte, de estilo neoclásico, o el amplio jardín del Turia. Amantes de los animales definitivamente deben visitar Bioparc, una de las nuevas generaciones de los parques zoológicos basados ​​en el concepto de zoo-inmersión, donde los visitantes se sumergen en los hábitats salvajes, y todas las barras que separan a los animales de los seres humanos están completamente ocultas.

Vía: Bioparc Valencia

Paseando por África en Bioparc Valencia

El Bioparc Valencia es uno de los lugares ideales para unas vacaciones en familia en la localidad española de Valencia. La razón es más que obvia, la posibilidad de ver animales en un parque zoológico pensado para la zoo-inmersión más que para el espectáculo.

Los visitantes son llevados a cuidadosas reproducciones de los hábitats de los distintos animales y plantas que conforman la principal atracción del parque.

El primer acercamiento es al África, cuyos planes de ampliación incluyen parte del Neotrópico y el Sudesde Asiático. Allí están las jirafas, antílopes, rinocerontes y sabanas que miles de veces hemos visto en la televisión pero que ahora se tornan reales y accesibles gracias al cuidado de los profesionales de Bioparc Valencia.

Si avanzamos más podemos encontrarnos con los leopardos, los búfalos y los temibles cocodrilos que se encargan de evitar que los animales crucen de un lado a otro de los ríos en el territorio africano.

Un parque natural diferente, donde la naturaleza y la acción humana se dan la mano para preservar y compartir un hábitat diferente, un mundo que funciona en solidaridad y que debemos concientizarnos para proteger, y desde Bioparc se fomenta está actitud frente a la vida humana y silvestre.

Vía: BioparcValencia